Según el informe Employer Brand Research 2018 de Ranstad, los 5 aspectos que más tienen en cuenta los trabajadores a la hora de elegir una empresa son:

  • El salario (63%)
  • La conciliación laboral (55%)
  • El buen ambiente de trabajo (50%)
  • La seguridad laboral (48%)
  • La flexibilidad (41%)

Un buen líder puede influir en todos estos aspectos para lograr atraer y retener talento en la empresa. Un trabajador motivado por un líder rendirá más, trabajará más feliz, se sentirá identificado con los objetivos de la empresa y, en definitiva, hará crecer a la organización.

 

 líder empresarial

 

¿Qué es el liderazgo y qué tipos existen?

El liderazgo es fundamental para que un departamento, un equipo, un proyecto o una empresa funcionen. Se puede definir el liderazgo como el conjunto de cualidades de una persona que le permiten influir en la forma de actuar y de pensar de otras.

Sin embargo, un líder es mucho más, es una persona que proporciona ideas innovadoras y que sabe democratizar la toma de decisiones, de forma que logra los mejores resultados.

Se puede distinguir varios tipos de liderazgo,entre los que se encuentran los siguientes:

  • Natural. En todos los grupos hay una persona que es un líder por naturaleza, aunque no tenga reconocida esa posición. Se le respeta y se le sigue de forma natural.
  • Autoritario. Se parece más a la figura del jefe que ejercía su poder sin comunicarse con su equipo y sin considerar sus opiniones.
  • Carismático. Es el que desarrolla una persona que logra generar emociones positivas en su equipo de forma que con su personalidad consigue que el grupo esté cohesionado.
  • Participativo. El líder fomenta que los miembros del equipo participen en los procesos de toma de decisión o en el desarrollo de los proyectos.
  • Liberal. Este tipo de líder da libertad absoluta a su equipo para que hagan lo que consideren oportuno. El equipo debe estar formado por personas muy independientes que sean capaces de tomar decisiones y asumir responsabilidades.
  • Transformacional. Es un tipo de liderazgo muy completo que se enfoca en transformar, innovar y motivar al equipo.
  • Burocrático. Es un líder que cumple estrictamente las normas de la empresa sin considerar lo que conviene más al equipo en cada momento.
  • Orientado a las personas. Se enfoca en sacar de las personas sus mejores habilidades para que crezcan en la organización y aporten lo mejor de sí mismas.

 

¿Qué cualidades tiene un buen líder?

Aunque, tal y como hemos visto, existen diversos tipos de liderazgo, es importante destacar qué habilidades o cualidades debe tener un buen líder. Podemos destacar las siguientes:

  • Identifica talento. Un buen líder sabe cuáles son las mejores habilidades de las personas de su equipo las fomenta y plantea retos a cada empleado. De esa forma, es capaz de detectar a otros líderes.
  • Es proactivo. El líder se adelanta a lo que pueda ocurrir y toma medidas, no da órdenes.
  • Apuesta por la comunicación. Hablar y comunicarse con las personas es fundamental para que un equipo funcione, por lo que el líder aplica la escucha activa, no solo se fija en lo que le dicen las personas de su equipo sino que hace preguntas y analiza lo que no dicen, cómo se mueven y qué les preocupa.
  • Trabaja mano a mano. Un líder da ejemplo trabajando mano a mano con sus empleados, esforzándose para que liderar con el ejemplo.
  • Fija objetivos concretos. La falta de objetivos claros y concretos es uno de los principales problemas que tienen los equipos. El líder se ocupa de definir esos objetivos de forma consensuada con el grupo de manera que se involucren.
  • Dirige e inspira. El líder sabe motivar a sus empleados para que no les cueste esforzarse en lograr los objetivos de la empresa y hagan suya la visión de la organización.
  • Delega tareas. La delegación de tareas es una parte de la motivación del equipo, además, de esta forma el líder se podrá centrar en crear ideas innovadoras y hacer crecer al grupo.
  • Tiene visión de negocio. Un líder sabe analizar situaciones y ver oportunidades de negocio donde otros no las ven.
  • Es resiliente. A pesar de los obstáculos y de los ataques que puedan provenir del exterior, el líder continúa trabajando y esforzándose para lograr sus objetivos.
  • Asume riesgos. El liderazgo supone saber asumir riesgos sabiendo que a veces se puede fracasar, pero que siempre se aprende una lección.
  • Escucha críticas y aprende. El líder sabe que no puede paralizarse ante las críticas que debe continuar y seguir su camino.

Errores que debe evitar un líder

Un líder también puede cometer errores, estos son algunos de los más comunes:

  • No definir claramente los objetivos. De esta forma los empleados no tendrán claras las tareas ni la meta a alcanzar.
  • Desconocer lo que motiva a cada persona. Si no se conoce cuál es la motivación de cada empleado, no se logrará retener el talento.
  • No dar ejemplo. Un líder que no ayuda a su equipo, que no se esfuerza, generará desmotivación.
  • Selección de personal demasiado rápida. Ser líder requiere saber elegir a las personas adecuadas para cada tarea y eso lleva tiempo y requiere una gran capacidad de análisis.

Si no se identifican y se persiste en estos errores, no se está desarrollando un buen liderazgo.

 

 Liderazgo 

 

 

En qué se diferencia un líder de un jefe

Existen grandes diferencias entre un buen líder y un jefe:

  • Un líder inspira, un jefe actúa imponiendo el temor.
  • Un líder motiva, un jefe busca que le obedezcan.
  • Un líder convence, un jefe impone.
  • Un líder es cercano con sus subordinados y un jefe crea distancia.
  • Un líder apuesta por una organización creativa y un jefe por una organización jerárquica y técnica.

 

Cómo liderar la transformación digital de tu empresa

La transformación digital de las empresas está relacionada con la integración de las nuevas tecnologías. Este proceso debería estar liderado por un CIO (Chief Information Officer) que debería tener una serie de habilidades entre las que destacan la capacidad de:

  • Reconocer y aplicar las últimas innovaciones tecnológicas a la empresa, de forma que se adelante a los competidores.
  • Digitalizar procesos para automatizarlos y ahorrar tiempo y dinero.
  • Utilizar nuevas herramientas para ofrecer nuevos servicios. El CIO debe conocer las tendencias digitales del sector en el que trabaja para ofrecer ventajas a los clientes de la empresa.
  • Seleccionar perfiles digitales que se adapten a las nuevas tecnologías y aporten ideas creativas.
  • Gestionar la resistencia al cambio en la organización, aportando información y formación.
  • Cambiar la cultura de la empresa para apostar por la digitalización.

Ser un buen líder requiere esfuerzo y una gran capacidad para conocer a las personas y hacer que se sientan bien en su trabajo fomenta el trabajo en equipo y alinea los objetivos de toda la organización con la visión y misión de la empresa.

 

 

Alejandro Betancourt