Se le llama eólica marina a la energía producida por la fuerza del viento que mueve las aspas de unos aerogeneradores instalados en mar abierto; estos activan un sistema mecánico que hace girar el rotor de un generador, produciendo en consecuencia, energía eléctrica.

La también conocida como “energía azul”, cuenta con innumerables ventajas y será uno de los elementos principales junto a otras tecnologías de generación renovable que faciliten la transformacion hacia el crecimiento sostenible a nivel mundial. Es del tipo de fuentes limpias e inagotables que se necesitan para alcanzar los objetivos de descarbonización a futuro cercano.

 

Eólica marina 2020

 

Los aerogeneradores marinos, bien sean con cimentación fija o sobre plataformas flotantes, aprovechan al máximo el viento marino, que es más fuerte y regular que el de tierra firme. Además de trabajar más horas al año, sus aspas de mayor diámetro permiten producir potencias superiores a su homologo terrestre.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) del Gobierno de España, expone en su web las siguientes proyecciones para esta tecnología de generación eléctrica:

Su elevado potencial y valor añadido estratégico socioeconómico y medioambiental le sitúa como una las fuentes renovables llamada a jugar un papel crucial para permitir alcanzar una economía europea climáticamente neutra en 2050.

En 2030 la capacidad de instalación anual de eólica marina podría superar a la eólica en tierra, y se estima que suministrará el 14% de la demanda de electricidad en EU.

 

 

 

Tres grandes proyectos anunciados este año

En aras de alcanzar los objetivos propuestos, los planes de inversión en este tipo de energía están a la orden del día. Según informaciones recientes del portal de actualidad y noticias de la Agencia Europa Press, estos son tres de los proyectos más destacados en eólica off-shore para este año:

 

Iberdrola estudia ampliar su capacidad eólica marina en Polonia con hasta 3,3 GW

Iberdrola tiene una cartera de proyectos bastante amplia para el período 2020-2022, apostando en instalaciones off-shore tanto en Europa (en el mar del Norte y el mar Báltico) como en Estados Unidos.

Este líder europeo del sector maneja un presupuesto de inversiones a nivel global para dicha temporada de 34 billones de euros, y desea destinar un 39% del mismo a las energías renovables.

Actualmente estudia asociarse con el gigante Enea, con quien se plantean desarrollar diversos proyectos para instalar hasta 3.300 megavatios usando esta tecnología en el mar Báltico de Polonia. Cumplir con un plan de tal envergadura supone una inversión conjunta de hasta 5.000 millones de euros.

En esas aguas polacas el nombre de Ibredrola ya ha dejado una importante huella con el complejo eólico marino más grande allí situado. El mismo cuenta con 836 MW de capacidad instalada.

Este proyecto encaja a la perfección con los planes de Polonia que busca impulsar las energías verdes en el futuro próximo, estimando contar para 2022 con capacidad instalada de eólica marina de hasta 4,6 GW y agregar unos 5,5 GW más entre 2023 y 2028.

 

 EE.UU. finalmente desbloquea el 'megaproyecto' eólico marino de Iberdrola

Como mencionamos anteriormente, Iberdrola también incluía a la nación americana entre sus territorios estratégicos. Vineyard Wind es un proyecto que estaba en fases iniciales en 2018, estimando estar operativo para 2022 con una potencia instalada de 800 MW en las costas de Massachusetts, para lo cual se requeriría una inversión de 2.500 millones de euros.

Sin embargo, en verano de 2019, entes gubernamentales estadounidenses decidieron estudiar el impacto ambiental adicional que podría suponer su ejecución. Este obstáculo administrativo ha ocasionado un importante retraso en el proyecto que apenas ahora comienza a ver la luz a final del túnel.

Y es que La Oficina de Administración de Energía Oceánica (BOEM) prevé tener lista su declaración sobre el estudio antes de culminar el año, permitiendo que finalmente se pueda avanzar en la creación del que será el primer gran parque eólico marino en Estados Unidos, aunque no se pueda cumplir con la fecha estimada de operación.

 

Greenalia impulsa su primer parque eólico marino en Gran Canaria

La productora de energías renovables, Greenalia, ha comenzado trámites para llevar a cabo lo que será su primer parque eólico marino en Gran Canaria. El mismo llevará por nombre Gofio y contará con cuatro aerogeneradores flotantes de igual potencia, sumando 50 MW de capacidad instalada al sureste de la Isla.

Este proyecto cuenta con excelente ubicación le permite además conectarse a la red de distribución mediante cables submarinos.

Esto es una excelente noticia para las Canarias y para el país, ya que será fuente de empleo y sustento económico local, a la vez que supone un avance sin retorno en la implementación de la eólica off-shore en España. Su capacidad permitirá surtir a unos 70.000 hogares y evitará la emisión de unas 140.000 toneladas de dióxido de carbono al ambiente.

 

La energía eólica marina en España

Parece extraño que España, a pesar de ser un país con tanta experiencia en tecnología eólica y en diseño naval, se encuentre en una de las últimas posiciones en cuanto a generación eólicamarina. Está muy por detrás de naciones como Reino Unido (8.185 MW) o Alemania (6.400 MW), contando con apenas 10 MW de potencia instalada gracias a dos aerogeneradores.

 

Eólica marina España

 

Las causas de tan bajo desarrollo recaen en dos factores muy importantes. El primero de ellos, las particularidades de la geografía española. Sus costas alcanzan grandes profundidades a distancias muy cercanas a la Tierra. Por ello, su instalación debe hacerse mediante estructuras flotantes que permitan que los aerogeneradores se mantengan estables y anclados al mar.

Estas condiciones limitan las áreas en las que se puede instalar esta tecnología de generación, dejando margen de aplicación únicamente en las aguas de Galicia, Asturias, el estrecho de Gibraltar, la desembocadura del Ebro, Castellón y Canarias.

Y es precisamente esto lo que nos lleva al segundo factor: los costes. La instalación flotante requiere una inversión dos veces mayor que la fija. Sin embargo, sigue siendo una apuesta interesante ya que la eólica offshore tiene más viento para aprovechar, es más estable y funciona durante más horas al año que su versión terrestre.

 

Rumbo a la primera plataforma eólica flotante

La empresa pública BIMEP (Biscay Marine Energy Platform) y por ende el (IDAE), desarrollarán DemoSATH, el primer prototipo a escala real de una infraestructura eólica marina flotante conectada a la red de España.

Constará de un aerogenerador de 2 MW localizado a 2 millas de la costa vasca, frente al puerto de Armintza. El proyecto arrancará con un periodo de diseño y construcción de 18 meses, y los siguientes dos años dedicados a la recopilación de datos de operación y mantenimiento.

Estas son excelentes noticias para España que comienza a dar sus primeros pasos en este campo dentro de sus posibilidades. La mejor parte es que este prototipo también resultará útil a una pequeña porción de la población, suministrando a unos 2.000 hogares por medio de la red eléctrica, gracias a la labor conjunta con la empresa de ingeniería Saitec Offshore Technologies.

 

Eólica marina futuro

 

¿Hay futuro en la energía eólica marina?

En base una larga lista de ventajas, la respuesta parece ser que sí.

Si bien los avances de la energía del viento terrestre y la solar fotovoltaica han sido significativos a nivel global, puede que la eólica marina tenga mucho más que ofrecer.  En comparación con las alternativas anteriores, se obtienen las siguientes ventajas de esta tecnología de generación:

  • Los parques eólicos terrestres pueden contaminar visualmente el entorno. En cambio, al situar las grandes aspas mar adentro, se goza de una producción mayor sin perjudicar el paisaje.
  • La cantidad de viento aprovechable en las instalaciones terrestres puede verse afectada si se levantan edificaciones a su alrededor. Las instalaciones marinas no tienen que preocuparse por los bloqueos físicos futuros que se pueden presentar en la tierra.
  • La cantidad de viento mar adentro es mucho mayor. Esto implica que los aerogeneradores pueden funcionar hasta unas 5.000 horas al año cuando subversión en tierra alcanza un máximo de 3.500 horas anuales.
  • Otra gran ventaja es que las torres de los aerogeneradores son de una altura menor y se pueden producir de manera masiva, aminorando los costes. Esto se debe a que, a diferencia de las torres eólicas terrestres, estas no necesitan adaptarse al terreno sobre el cual se erigen.

 

La eólica marina, junto con la terrestre y la solar son los pilares del despegue de las energías renovables. Los esfuerzos realizados por desarrollar mas parques de este tipo marcan el camino a seguir para garantizar esa generación de electricidad limpia y verde que venimos persiguiendo y que ya está a nuestro alcance.

 

 

 

Alejandro Betancourt

Tanto para España como para la Unión Europea, el uso de la energía eólica persigue principalmente dos objetivos:

  • Disminuir la dependencia energética de otros países y sus consecuencias en la economía regional, amortizando además el riesgo relacionado a sus variaciones de precio y disponibilidad.
  • Reducir la emisión de gases invernaderos y demás contaminantes causadas por el uso de combustibles fósiles en la generación eléctrica.

En un incansable esfuerzo por lograr dichos propósitos y más, las energías limpias y a gran escala, la eólica, han hecho una contribución muy relevante, mejorando el panorama de generación eléctrica a nivel nacional.

 

Parque eólico España

 

El 2019 fue un gran año para España, logrando mantenerse entre los cinco mercados principales de energía eólica a nivel mundial, siendo superado por China, EE. UU., Reino Unido e India. Estas naciones se llevan el 70% de la capacidad instalada el pasado año.

Hoy en día, contamos con industria eólica de altísima competencia, generando valor en todas las fases de la cadena: producción de energía, fabricación de aerogeneradores y componentes y servicios asociados.

 

Los hechos en números 

Nada describe mejor un crecimiento que la notoria diferencia numérica. Veamos a continuación las cifras que pintan una España creciente en la eólica.

 

Potencia renovable eolica REE

Evolución de la potencia renovable instalada por tecnologías (MW) en el sistema eléctrico península del 2006 al 2019. Fuente: Nota de prensa de Red Eléctrica de España (REE)

 

Capacidad instalada, producción y demanda

A finales de 2019, España puede confirmar los siguientes datos sobre la energía eólica:

  • Las energías verdes se estrenan como mayoría sobre otras tecnologías de generación eléctrica en la península, con un 52% de potencia instalada, equivalente a la cifra histórica de 104,8 GW. La eólica bate sus propios records superando al ciclo combinado, líder hasta ahora.
  • Cuenta con 203 parques eólicos distribuidos en sus 807 municipios produciendo 25.704 MW
  • Dicha capacidad equivale al abastecimiento de un 20.8% energía eléctrica a nivel nacional a través de esta fuente, iluminando unos 14,3 millones de hogares.
  • España ocupa los primeros puestos a nivel mundial en integración de la eólica en red. Unos 13.800 MW eólicos participan en los servicios de ajuste del sistema eléctrico.
  • El precio de la electricidad es muy sensible a la producción eólica y a su potencia instalada. En 2018, la producción eólica mensual de España explicaba el 44% del comportamiento del precio medio mensual en el mercado diario de la electricidad.

 

Su contribución a la economía del país

  • Actualmente, la contribución de energía eólica representa el 0,31% del PIBespañol.
  • Las exportaciones de tecnología eólica española alcanzan aproximadamente los 181 millones de euros al año. Hoy, España es el tercer exportador mundial de aerogeneradores.
  • La inversión en I+D realizado por el sector eólico ha sido superior cada año. En 2018, superó al esfuerzo realizado por todos los sectores de la economía española. Anualmente alcanza los89,22 millones de euros.

 

El impacto del sector eólico español en el mundo

  • España ocupa el sexto lugar a nivel global y el tercero en Europa en patenteseólicas. Su destacado y continuo trabajo en este sector, así como su investigación sobre energía eólica marina flotante le han hecho ganar esta destacada posición en el desarrollo de patentes aplicables a distintos componentes y tecnología de los equipos eólicos.
  • Al ubicarse entre los líderes y referencias mundiales del sector, España ha fabricado el 12% de todos los aerogeneradores y componentes instalados en el mundo en 2015. En ese año además, las empresas nacionales poseían un 10,5% de la potencia eólica instalada en todo el mundo.
  • La cuota aportada por la eólica española es vital para alcanzar el objetivo europeo: que 31% de la energía consumida provenga de fuentes renovables para 2030.

 

Su impacto ambiental positivo

  • La dependencia de otras energías en la producción eléctrica ha descendido a un 61%, brindando la eólica un 21,5% del aporte restante realizado por las energías renovables.
  • Además de ser una fuente de energía limpia, la eólica hace frente al cambio climático, ayudando a frenar el agotamiento de combustibles fósiles y sus contaminantes emisiones, equivalentes a 28 millones de toneladas de CO2
  • El uso de la eólica evita en gran medida el consumo e importación de petróleo. En 2018, se contabilizaron 9,5 millones de toneladas no importadas, generando un ahorro de 1.699 millones de euros en combustibles fósiles foráneos.

 

La eólica como pilar del mercado laboral español

La consolidación de España como líder mundial en la eólica sin duda abre puertas para cada vez más plazas de trabajo relacionadas al sector. El empleo total (directo e inducido) derivado de actividades relacionadas a la industria eólica a nivel global fue de 96.431 profesionales (2015).

 

eolica trabajadores

 

Contar con 24.000 trabajadores a nivel nacional (70% personal calificado) dice maravillas de esta alternativa energética, que además genera cinco veces más empleo que las tecnologías convencionales.

Ya en 2015, los profesionales españoles del sector gozaban de gran reconocimiento internacional, siendo altamente demandados en el exterior por su experticia y conocimiento. En ese entonces, la cifra de expertos españoles trabajando en las afuera alcanzaba los 2.000.

 

Panorama global del sector eólico según reporte GWEC 2019

La energía eólica se ha expandido a pasos agigantados en los últimos 20 años, convirtiéndose en una fuente de energía limpia y competitiva en todo el mundo. A finales de 2019, la Global Wind Energy Council (GWEC) presentó su más reciente informe anual insignia para la industria eólica mundial.

La GWEC es una organización conformada por más de 1500 figuras del sector eólico de más de 80 países, incluyendo fabricantes, desarrolladores, proveedores e investigadores en el campo de la eólica, energías renovables y electricidad, así como compañías financieras y de seguros.

Entre los principales hallazgos y conclusiones sobre los alcances de la eólica registrados en este último año, mencionamos los siguientes:

  • 2019 fue el segundo mejor año para la energía eólica. En ese periodo se ha logrado un incremento en la capacidad instalada del 19% (60.4 GW) en todo el mundo con respecto a 2018.
  • La capacidad total mundial supera los 651 GW, logrando un ascenso del 10% con respecto a 2018.
  • China y EE. UU. siguen a la cabeza de los mercados eólicos terrestres. De la nueva capacidad del último año, estas dos naciones lograron un 60%.
  • El papel de la energía eólica marina se hace cada vez más importante, alcanzando un notable crecimiento de capacidad instalada de 6.1 GW en 2019 (10% superior respecto al 2018).
  • Se han identificado dos herramientas para favorecer aún más el desarrollo eólico.

Estas son:

    • Mantener el enfoque en la creación de mercados energéticos que respalden la sostenibilidad a largo plazo de las industrias eólica y renovable, y no sobre el costo nivelado de la energía (LCOE).
    • Favorecer el uso de tecnológicas emergentes como la hibridación y el hidrógeno verde, ampliando las oportunidades del sector.

 

Futuro de la energía eólica. ¿Qué esperar?

El GWEC y la Organización Mundial de la Energía Eólica (GWO) han unido fuerzas por primera vez realizando el informe Powering the Future: Global Offshore Wind Workforce Outlook 2020-2024.

En él, las organizaciones presentan un análisis cualitativo de la necesidad de capacitación de la fuerza laboral para cumplir los pronósticos del mercado eólico marino en mercados emergentes (Norteamérica, China, Taiwán, Japón, Vietnam y Corea del Sur). 

Su investigación arrojó luz en dos puntos importantes:

 

1. Crecimiento de la energía eólica marina

El mercado de la energía eólica marina está creciendo exponencialmente y será un importante impulsor de la transición energética en todo el mundo, pero se necesita una fuerza laboral mayor para poder sacar provecho de su increíble potencial.

 

2. Ampliación del mercado laboral

Harán falta más de 77.000 trabajadores capacitados en el área de trabajo para cumplir con los pronósticos de instalación de 31GW de estos nuevos mercados en los venideros años. Esto significa la necesidad promedio de 2.5 personas por MW por proyecto.

Por eso, deberán abordarse las barreras que impiden satisfacer estas la capacitación a gran escala (centros de capacitación, familiaridad con los estándares, adaptación de los mismos en el contexto local).

 

¿Inconvenientes a la vista?

En el decimoquinto informe anual de la GWEC también se proyectaba al 2020 como año prometedor para la industria eólica mundial, con un crecimiento histórico de la capacidad instalada, adicionando 76 GW. Sin embargo, debido al desconocimiento del posible impacto de la COVID-19 en el sector, probablemente deba revisarse el pronóstico para el periodo 2020-2024.

 

 

 

Alejandro Betancourt

Aunque España es un país muy soleado, la energía solar no se aprovecha suficientemente y esto se debe, entre otros factores, a los cambios normativos que ha habido, entre otro el conocido “impuesto al sol” que ha sido eliminado recientemente.

 

 Energia solar 

 

Los datos del año 2018 que publica la Unión Española Fotovoltáica son bastante reveladores de la situación en España de este tipo de energía:

  • En 2018 se instalaron en España 261,7 MW de nueva potencia fotovoltaica, lo que supone un aumento del 94% respecto a los 135MW que se instalaron en el año 2017.
  • Las instalaciones de autoconsumo suponen un 90% del total.
  • Sin embargo, a pesar del crecimiento, la cifra de nueva potencia instalada en España representa un 3% de la nueva potencia instalada en Europa en 2018.

 

Por lo tanto, queda todavía un camino por recorrer para alcanzar el nivel de otros países de Europa.

 Pero, antes de ver las ventajas y desventajas de este tipo de energía, es fundamental saber en qué consiste.

 

¿Qué es la energía solar?

La energía solar es la que se obtiene de la radiación electromagnética que procede del sol. Para aprovechar este tipo de energía, existen dos medios:

  • La conversión térmica de alta temperatura. Supone la transformación de la energía solar en energía térmica que se almacena en un fluido. Para calentar ese líquido se utilizan colectores.
  • La conversión fotovoltaica. En este caso se produce la transformación de la energía luminosa en energía eléctrica, mediante la utilización de placas solares.

 

La energía solar se puede utilizar de muchas formas, entre las que se pueden destacar las siguientes:

  • Calefacción
  • Iluminación
  • Calentamiento de agua para piscinas
  • Suministro de agua caliente sanitaria tanto para los hogares como para la industria o la agricultura.
  • Carga de vehículos eléctricos, que vemos cada vez más circulando por las ciudades.

 

Ventajas y desventajas de la energía solar

La utilización de la energía solar para los usos que hemos detallado, supone una serie de ventajas y de desventajas que analizamos a continuación:

 

Entre las ventajas, podemos destacar las siguientes:

  • Ahorro de costes. El coste de la energía que pagamos se reduce y se independiza de los precios de la energía, que aumentan debido a que las reservas de combustible se reducen. Además de lo anterior, como consecuencia de los avances de la tecnología, los costes de la producción de energía solar se han reducido. Por otro  lado, en los casos en que una instalación de autoconsumo vierta el exceso de energía a la red eléctrica, se pueden obtener descuentos en las facturas de la luz.
  • Las administraciones públicas apuestan por este tipo de energía y regulan ayudas y subvenciones para la instalación de energía solar. Destacan, en este sentido, las ayudas que se dan en Canarias, Andalucía, Murcia, Extremadura, Galicia o Madrid, entre otras comunidades autónomas.
  • Energía renovable. La energía solar es una energía renovable porque se obtiene de una fuente natural (el sol) que es virtualmente inagotable.
  • Energía no contaminante. La energía solar ayuda a cuidar el medioambiente puesto que su uso produce una huella ambiental mínima y, además, no se emiten gases de efecto invernadero.

 

 

Entre las desventajas de la energía solar se pueden citar:

  • Amortización de la instalación. Se considera que el tiempo de amortización de una instalación fotovoltaica puede estar entre los 8 y los 12 años, por lo que, a partir de ese momento, comenzaremos a obtener beneficios. Sin embargo, los avances tecnológicos pueden ir reduciendo ese tiempo de amortización.
  • Mejoras en la tecnología. La tecnología avanza a pasos agigantados y supone que las instalaciones puedan quedar obsoletas ya que se pueden crear otras nuevas más eficientes y a menor coste.
  • Fuente de energía intermitente. La energía solar depende del clima y de las horas del sol que haya al año. En este sentido, es necesario citar que las instalaciones de energía solar suelen contar con una batería que se utiliza para acumular energía para otro momento, por ejemplo, cuando es de noche o está nublado.

 

Para tener una idea más aproximada del coste y de la amortización de una instalación fotovoltaica, podemos poner un ejemplo. Una instalación en una vivienda unifamiliar en el centro de la península, puede tener un precio de entre 9.000 y 11.000 euros. El consumo medio de un hogar es de 3.847 kWh al año y 9.553 Wh al día, por lo que el costo anual es de 520 euros, ya que el precio del kWh está en 0,15 euros. En este caso (considerando las posibles averías que pueda haber), tardaríamos unos 18 años en amortizar la inversión, pero pueden influir factores que abaraten el coste y reduzcan el tiempo de amortización:

  • Que se instalen paneles solares más baratos.
  • Que se vierta la energía que no se utiliza en la red eléctrica y se obtengan descuentos en las facturas.
  • Que se produzca un avance en la tecnología que nos permita optimizar la instalación.
  • Que se realice un cambio de legislación que aumente las subvenciones o permita cobrar por la energía que se vierta a la red eléctrica.

 

¿Qué normativa se aplica en España?

Tal y como explicábamos al principio, la normativa que existe en España, ha sido uno de los principales obstáculos para el uso de la energía solar y para el autoconsumo.

 

La situación ha vuelto a cambiar a finales de 2018 con la aprobación del Real Decreto-Ley de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. Con esta nueva normativa:

  • Se elimina el llamado “impuesto al sol”.
  • Se reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin cargos y el derecho al autoconsumo compartido.
  • Se simplifican los trámites administrativos para las instalaciones de pequeña potencia.
  • Se eliminan los cargos y peajes a la energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos.

 

Por lo tanto, el nuevo Real Decreto-Ley favorece la existencia del autoconsumo de forma que se apuesta por el uso de energías renovables y limpias.

 

 

Alejandro Betancourt

África alberga los ecosistemas intactos más grandes del mundo, casi una cuarta parte de la biodiversidad mundial incluyendo especies animales emblemáticas.

Al mismo tiempo también es el hogar de una increíble diversidad humana, con una población de 1.200 millones de personas que hablan casi 2.000 idiomas diferentes, ciudades en auge y la clase media de más rápido crecimiento del mundo.

 

Africa lecciones aprovechamiento energia

 

El desafío para el futuro será cómo avanzar en el crecimiento económico y el desarrollo humano preservando la conservación de estos ecosistemas únicos. Aunque los países africanos han tenido un crecimiento medio anual del PIB de casi el 9% en los últimos años, el 47% de la población del África subsahariana sigue viviendo en la pobreza. 

 

La ventaja de empezar de cero

En África el 60% de las personas carecen de electricidad y en muchos países, el 75% de la población no tiene acceso a agua potable, así que está claro que empiezan desde cero en el aprovechamiento de energía. 

Esta situación supone, al mismo tiempo, un enorme desafío y una oportunidad ya que no existe una estructura de base. 

Además se estima que la población del continente se duplicará a mediados de este siglo, por lo que la demanda de alimentos y agua aumentará y la producción de energía tendrá que expandirse rápidamente para mantener este nivel de crecimiento económico y sacar a más personas de la pobreza.

Los gobiernos y dirigentes africanos deben crear estrategias que impulsen el crecimiento económico y el aprovechamiento de energía pero que al mismo tiempo conserven el capital natural y la biodiversidad. 

Actualmente cuentan con menos del 60% de la infraestructura necesaria para satisfacer las necesidades energéticas del continente africano; habrá que recaudar y movilizar miles de millones de dólares de capital en varias docenas de países, cada uno con sus propios objetivos y prioridades.

Un apoyo claro al desarrollo empresarial en África es clave para que estas estrategias se conviertan en realidades cuanto antes. Dicho desarrollo debe realizarse a todos los niveles e involucrar tanto a multinacionales como a empresas y emprendedores locales y el apoyo de entidades supranacionales, paises y empresas que permitan la financiación necesaria. Desde programas de ayuda a microcréditos

Apostar fuerte por las energías renovables con bajas emisiones de carbono

Gran parte de las necesidades energéticas de África pueden satisfacerse mediante el desarrollo de energías renovables con bajas emisiones de carbono. 

De hecho, África tiene hoy la oportunidad, antes de que se completen los planes de desarrollo energético, de asegurar que la nueva infraestructura energética sea en gran medida renovable, planificada a escala del sistema y puesta en práctica de manera que sirva a las comunidades y al mismo tiempo proteja la vida silvestre. África puede enseñar al resto del mundo cómo lograr un desarrollo energético adecuado.

 

Aprovechar el potencial hidroeléctrico

Es necesario equilibrar la necesidad de energía baja en carbono con la preservación de los ríos intactos de los que dependen tanto la gente como la naturaleza. 

Mediante planificación y la gestión de los proyectos hidroeléctricos a escala del sistema (en el contexto de toda la cuenca fluvial) se pueden reducir estos impactos negativos y asegurar que las presas hidroeléctricas logren su plena contribución potencial a los objetivos estratégicos de un país en materia de energía y agua. Construyendo así una infraestructura energética inteligente y respetuosa con el clima.

Por otro lado, la planificación a escala del sistema puede mejorar la eficiencia de otros servicios hídricos además de la producción de energía y reducir los riesgos de repercusiones ambientales y sociales negativas, evitando así demoras posteriores, sobrecostes o incluso cancelaciones de proyectos. Actualmente The Nature Conservacy está trabajando con los gobiernos de Gabón y Guinea para poner en práctica este enfoque, conocido como Hydropower by Design.

 

Apostar por microrredes de distribución

Energías como la solar y eólica pueden ser una solución a las dificultades de crear una red de distribución por la inestabilidad  o inexistencia de redes de base en África. Estás energías emiten electrificar aldeas remotas y gracias a las mejoras en tecnología de almacenamiento se puede dar un servicio continuo usando un 100% de energías renovables.

A menudo se está conectando en una estructura que no es fiable, que tiene limitaciones y que puede no ser capaz de hacer frente al creciente desafío de equilibrar la red que proviene de la generación solar, eólica o hidráulica. El hecho que no exista una red a escala de utilidad suficiente en África, ha forzado a buscar soluciones fuera de la red, como las microrredes. La idea inicial es funcionar con microrredes, es decir soluciones descentralizadas a menor escala.

No existe una solución única para satisfacer las complejas necesidades energéticas de África. Las opciones deben adaptarse a cada región y país y deben incluir la eficiencia energética en los hogares y la industria, la mejora de la tecnología para su uso en el hogar y en la industria, una mayor difusión de los recursos y tecnologías de energía renovable y el desarrollo de diversas fuentes de energía.

El continente ya no puede permitirse retrocesos en el desarrollo; se necesita voluntad política a nivel local y apoyo técnico y financiero a nivel mundial para establecer las prioridades que permitan abordar de manera óptima las principales necesidades de los africanos.

 

 

 

Alejandro Betancourt

Según un informe elaborado por Soty Solar en el año 2018, los españoles ahorran un 34% de media gracias al autoconsumo. Se trata de una gran ventaja para aquellos que deciden optar por su propia instalación de energía y para el medioambiente en general.

 

  solar-panel-array

 

¿Te has planteado apostar por el autoconsumo en tu hogar?, ¿Sabes en qué consiste o qué beneficios aporta? Te contamos todos los detalles.

 

¿Qué es el autoconsumo de energía eléctrica y qué tipos existen?

El autoconsumo de energía eléctrica es un sistema en el que la producción de electricidad se realiza en el mismo punto en el que se consume o en un lugar muy cercano. Es una forma no solo de favorecer la sostenibilidad y el cuidado del entorno, sino también de ahorrar energía eléctrica.

Podemos destacar que existen varios tipos de autoconsumo:

  • El conectado a la red. En este caso tenemos una instalación de autoconsumo y a la vez una conexión a la red. De esta forma si no se produce la suficiente energía no tendremos cortes. En este caso se pueden dar dos supuestos:
    • Consumo con vertido cero. No se vuelca la energía que no consumimos a la red.
    • Consumo con vertido. El exceso de energía que produce nuestro sistema de autoconsumo se vierte en la red eléctrica. Más adelante veremos si se cobra por ello o no.
  • El aislado. Se trata de un sistema que no se conecta a la red eléctrica por lo que no hay un contrato con una compañía suministradora o distribuidora de luz, por lo tanto, seremos autosuficientes. El problema de este tipo de autoconsumo es que, dependiendo de determinadas circunstancias, puede ocurrir que en algún momento la energía que produzcamos no sea suficiente, pero eso dependerá de la capacidad de almacenaje que tengamos.

¿Qué beneficios aporta el autoconsumo?

Los beneficios del autoconsumo son los siguientes:

  • Empoderamiento de los consumidores ya que no dependen de las grandes compañías eléctricas y del aumento constante de precios de la luz.
  • Ahorro en la factura de la luz, porque se reduce el coste y la inversión en la instalación se amortiza de forma rápida. De hecho una instalación de autoconsumo fotovoltaico puede llegar a cubrir las necesidades de energía de una vivienda o empresa y se puede amortizar en un plazo de entre 7 y 10 años aproximadamente. En cuanto al coste de la instalación para una vivienda, depende de las necesidades que tengas en tu casa, pero oscila entre 600 y 800 euros por metro cuadrado, aproximadamente. El precio medio para una vivienda unifamiliar estándar, podría estar en unos 1.000 – 1.200 euros, a los que habría que añadir el coste de baterías e inversores si deseas instalarlos.
  • Aumento de la eficacia energética de los edificios, puesto que no hay pérdidas ya que la distancia que recorre la electricidad desde el punto en el que se genera hasta el punto en el que se consume, es muy reducida.
  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que se lucha contra el cambio climático. Con las instalaciones de energía solar, por ejemplo, no se producen gases contaminantes como el CO2 o el metano, tal y como ocurre con las centrales nucleares, por ejemplo.
  • Facilidad en la instalación y el mantenimiento de los sistemas. Suelen ser sistemas fáciles de instalar, con poco cableado y muy sencillos de mantener.

Además de lo anterior, no podemos olvidar que el autoconsumo de luz supone que puedan crearse nuevos negocios enfocados a la transición energética, de forma que nazcan nuevos puestos de trabajo, y se incentive la competitividad entre las empresas.

 

¿Cómo se regula el autoconsumo en España?

Es probable que hayas escuchado hablar del llamado “impuesto al sol”, quera una tasa que tenían que abonar los titulares de los contratos de autoconsumo desde el año 2015. Además, en ese momento se prohibió que varios vecinos pudieran utilizar una misma instalación.

La nueva normativa se deriva del Real Decreto de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. Las principales novedades de esta nueva norma son las siguientes:

  • Se habla de dos tipos de autoconsumo, el autoconsumo sin excedentes que, tal y como hemos visto anteriormente, no puede realizar vertidos en la red, y el autoconsumo con excedentes que sí puede realizar vertidos. Dentro de este último se distinguen dos grupos:
    • El grupo A que puede recibir una compensación por el excedente (no económica) siempre que cumpla con varios requisitos: que la fuente de energía sea renovable y que la potencia contratada no exceda de 100kw.
    • El grupo B. Incluye el autoconsumo en el caso en que no se cumplan los requisitos anteriores.
  • Se simplifica el registro de instalaciones para que sea más senillo.
  • Se da una nueva definición de autoconsumo, en el sentido de que es el consumo de energía eléctrica por parte de uno o varios consumidores proveniente de instalaciones de generación próximas al lugar de consumo.
  • Se elimina el cargo o peaje a la energía renovable que vaya a ser consumida (impuesto al sol).

¿Qué sucede con el exceso de energía que se vierte de nuevo a la red eléctrica?, ¿Se cobra por ello? Los consumidores que vuelquen el exceso de energía que producen sus sistemas de autoconsumo no cobrarán por ello, pero sí se les podrán hacer descuentos en las factura de la luz cuando necesiten consumir de la red.

 

¿Cómo es una instalación de autoconsumo eléctrico?

La instalación de autoconsumo eléctrico para energía solar suele tener los siguientes elementos básicos:

  • Paneles solares. Son fáciles de instalar porque se pueden colocar en un terreno o en el tejado de una vivienda, por ejemplo.
  • Regulador de carga. Su función es regular la corriente que absorbe la batería para evitar que se sobrecargue.
  • Inversor. Tiene la misión de transformar la energía de corriente continua en corriente alterna.
  • Baterías. Se utiliza para almacenar la energía que no utilizamos para otro momento en el que no se pueda generar energía, por ejemplo, por la noche o un día nublado.

Además de lo anterior, se deberán instalar contadores bidireccionales, cableado o estructuras de soporte.

Por ejemplo, la Universidad Politécnica de Cataluña instaló una planta fotovoltaica en el Centro de Investigación de Terrasa. El ahorro estimado de la instalación es superior al 10%. También en el Colegio Padre Muriel (Benalup – Casas Vieja – Cádiz) se instaló un sistema de autoconsumo con un coste de cerca de 14.000 euros. Genera 16,105 kwh que suponen un 70% del consumo total.  El ahorro energético se estima en cerca de 2.000 euros al año.

 

 

Alejandro Betancourt